“Disfruto tanto con lo que hago que no sé con qué faceta quedarme”

De la mano de Nieves Álvarez podríamos recorrer el camino de la moda internacional de los últimos 20 años. Con jeans ajustados, combinados con una chaqueta negra de Versace (que confiesa ser una prenda de su fondo de armario), botas Jimmy Choo y un curioso pendiente de Aristocrazy, llega puntual a su cita. Escucha atenta y sin perder detalle alguno a las indicaciones de Concha Pérez Couriel, directora del máster en Comunicación y Moda de la Universidad de Sevilla. Al vernos esboza una gran sonrisa y no duda ni un instante en saludarnos, algo que desvela lo que al cabo de unos minutos terminaré por comprobar yo misma: su gran cercanía.

Desde pequeña ya apuntaba maneras, luchó por su sueño hasta que lo hizo realidad y esta idea quiso transmitirla a todos los presentes: “nunca dejéis de luchar por aquello que os hace levantaros por las mañanas”. Lleva 20 años ejerciendo como modelo, ha trabajado junto a los diseñadores con mayor renombre del panorama internacional y está encantada de que siga siendo así. “Disfruto tanto con lo que hago que no sé con que faceta quedarme”, dice entusiasmada. Ahora a sus 39 años sigue apostando por nuevos trabajos, retos y proyectos sin perder la ilusión por lo que hace. Además se define a sí misma como una persona que no pierde ninguna oportunidad por difícil que sea.  “Soy de las que piensa que las oportunidades no las puedes  dejar escapar, si llega un tren a tu parada súbete aunque no estés preparado, pero no lo dejes marchar”, recomienda. “Uno de mis últimos trabajos ha sido un ‘Fashion Film’ para Juanjo Oliva, dirigido por Fernández González Molina, y estaba realmente aterrorizada porque nunca había hecho nada igual. Entré temblando en el plató. Pero le puse ganas, trabajo y entusiasmo y al final descubrí que no se me daba mal”. Y este es uno de los mayores consejos que nos dejó esa tarde: siempre hay que ir con humildad y con ganas de aprender. Por mucho que pienses que has triunfado siempre puedes aprender algo.

Nieves Álvarez

Nieves se ve divertida, carismática, luchadora y muy trabajadora. Habla despacio, con voz suave y sus profundos ojos azul claro se concentran en cada pregunta mientras sonríe. Controla al detalle la situación, mide sus gestos y examina que su pelo esté perfecto. Pero no es una situación forzada se nota que lo hace con naturalidad. De repente confiesa una de las mayores locuras que ha hecho para mantenerse a flote y de la cual no se arrepiente: “Cuando comenzó a ponerse de moda el estilo grunge las modelos empezaron a cambiar. En un momento de rebeldía me rape el pelo sin aconsejarme con nadie porque no quería que mi carrera se quedara estancada. Me reinvente y comencé a desfilar con otros diseñadores que antes sería impensable que lo hubiera hecho, pero con ese cambio me miraban con otros ojos, ¡Hasta hice una portada para Vogue!”.

nieves-alvarez-cannes-2013-03

valida

La conversación fluye tranquila e interesante. Por fin sale a flote el tema de la moda en España y Nieves no duda en dar su opinión al respecto, que casualmente coincide con la de casi todos los que estábamos allí presentes. “En nuestro país nos infravaloramos mucho. Nuestra moda y nuestra cultura dan mucho de sí y es copiada por los diseñadores más importantes del panorama internacional, pero el problema es que no la sabemos explotar. Si no invitas a los desfiles a empresarios para que puedan comprar tus colecciones, la moda se queda para nosotros y eso no interesa”. El problema es que la semana de la moda  española (Mercedes Benz Fashion Week Madrid) coincide con la de Londres o Milán entonces los grandes empresarios dejan nuestra moda en un segundo plano. “Antes salíamos en la edición especial de Vogue Italia, pero hoy en día nadie conoce a un diseñador español fuera de nuestras fronteras. A veces pienso que vamos para atrás, aunque sea una pena decirlo. Hay talento, eso no cabe la menor duda, pero no industria. Los diseñadores no tienen medios y además se están creando pasarelas independientes que hacen dispersarse todavía más”, añade. Otro de los problemas principales de la moda en España es que los medios que tienen los diseñadores de fuera es muy distinto a lo que hay en España. “Tienen muchas limitaciones creativas porque  si se gastan todo su dinero, por ejemplo en telas, luego no les queda nada para otras cosas igual de importantes”.

Los comienzos nunca son fáciles pero esta modelo ha luchado por sus sueños desde el primer momento. “Me conozco mejor París que Madrid. Cuando comencé iba de casting en casting recorriendo la capital francesa en metro y con los tacones en el bolso, para cuándo llegara a la puerta del diseñador ponérmelos y estar perfecta”. Pero durante estos 20 años se queda con los momentos buenos y la felicidad que le ha proporcionado. “La moda es muy dura y conseguir entrar es muy difícil pero se puede. Eso sí, nadie te viene a buscar a tu casa. Tienes que trabajar duro, pero tarde o temprano te ayudará a llegar a tu sueño.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s