Hablamos de moda con Rafael Muñoz

1Llega. Se sienta e inmediatamente, dos segundos después ya tiene listo sus instrumentos de trabajo. Portátil, ipad y móvil. Desde mi asiento miro expectante como hace malabares, sin explicarme como es capaz de realizar todo a la vez y lo más importante, ¡qué le dé tiempo a no perderse ni un detalle! Es capaz de poner un tweet, hacer fotografías, estar atento a cada prenda que sale a la pasarela e incluso le sobra tiempo para comentarla con el compañero que tiene al lado. Así es como trabajan los periodistas que están al pie del cañón en una pasarela desde que se ha instalado en nuestras vidas el mundo de las redes sociales. Y así lo lleva a cabo Rafael Muñoz, “me gusta mucho comunicar en tiempo real”, afirma. Al otro lado de la pantalla, miles de personas esperan expectantes cualquier actualización y es que ahí, donde no pueden llegar todos los ojos, está él para contarlo sin obviar ningún detalle, “me encantaría tener mucha más energía porque me parece realmente apasionante eso de comunicar en directo. Me gustaría tener ahora 25 años porque ya me siento un poco carcas y se me escapan algunas cosas”, declara. Es algo obvio que las redes sociales y ese ansia de saber todo al segundo, a lo que se ha acostumbrado la sociedad está cambiando el periodismo, “y esa forma de comunicar también ha hecho cambiar la forma de presentar la moda”.

2

Ahora todo el mundo quiere saber al instante que está ocurriendo en un momento concreto y en cualquier parte del mundo. Ya no hay que esperar 6 meses para conocer que es lo que llevaremos el próximo invierno o, a que una revista nos cuente cual ha sido el último espectáculo que ha montado Karl Lagerfeld. Sino, que en cuestión de segundos se convierte en TT (Trending Toppic) y se acabó esa intriga. Estamos viviendo una evolución en toda regla, “la moda 2.0 es el presente”. Y Rafael está convencido de ello, “las revistas deberían de ser objetos de deseo, como por ejemplo lo era antes Vogue, que esperabas para comprarla con esa ilusión y ganas de leer esos reportajes tan cuidados”. Él apuesta por una renovación del mercado “tienen que cambiar el chip y buscar otros contenidos. Creo que deberían complementar con sus ediciones online, es decir, en la web actualidad pura y dura y después que las revistas sean biblias de la moda. Es verdad que ahora convive tanto las revistas en papel como la moda 2.0 (y a mí me encanta) pero, yo haría ediciones especiales porque en ese sentido se van a quedar obsoletas”

Desde niño Rafael Muñoz estuvo en contacto con la moda. “Me ha gustado desde siempre, con 16 años en el instituto llevaba ya las carpetas forradas con diseños de Sibila, de Manuel Piña, de Christian Lacroix,… Me gustaba muchísmo”, comenta. Años más tarde se matriculó en periodismo y, aunque no tenía pensado trabajar en la moda, el destino hizo que aterrizara de lleno en este mundo. “Tuve la grandísima suerte de vivir una época muy buena, de poder viajar, ir a los desfiles y a las pasarelas internacionales: Madrid, Barcelona, París, Nueva York, Milán, Londres,… y vivirlo intensamente”. En cada una de sus palabras transmite la alegría de poder estar desempeñando lo que más le gusta. “Y todo gracias a la que fue mi directora en el programa Gente, Alicia Fernández, que apostó por mi”, añade aún entusiasmado.

3Saborea la moda como el que cata un buen vino y así lo mostró en esta entrevista, pero sobre todo así lo refleja en su trabajo diario. Mucha culpa de ello tiene la influencia del gran despliegue de la moda en las décadas pasadas. Tuve la suerte de vivir el boom del fenómeno moda España, que me parecía apasionante. El despliegue de personajes como Adolfo Domínguez, toda esa locura de la movida, con trajes de Antonio Alvarado,… Y esa cultura que había de vivir la moda, de la gente expresarse a través de la ropa, reconoce. Y todo ese conocimiento lo vuelca en su blog ‘La vida al bies’ o como él mismo lo llama, “la revista de moda de TVE”. Cuando le pregunto sobre la verdadera esencia de este espacio me invita entre risas a que lo describa yo misma, pero segundos más tarde da con la definición exacta a lo que yo entendía antes de realizar la pregunta. “Es una ventana para dar a conocer a la gente. A mi me gustaría que fuera un sitio donde la gente entra para conocer firmas nuevas, para saber un poquito más de los diseñadores, conocer nuevas tendencias,…”. Confiesa que lo que más le gusta es el contacto con la gente, las entrevistas y que su trabajo se basa en estar moviéndose continuamente, pero también pasa mucho tiempo en la redacción; riéndose también añade que hace ficha como todo el mundo. “Hago entrevistas, asisto a todos los eventos que puedo y por supuesto, voy a los desfiles”, explica. Y ese trabajo duro y exhaustivo es el que aporta esa chispa diferente o esa información exclusiva que no se puede encontrar en cualquier otro blog de moda. “soy un bloguero al fin y al cabo, pero mi blog es más periodístico. Entonces no me gusta ser yo quien cuenta las cosas, lo que quiero es que la gente pueda contar su experiencia porque creo que los propios diseñadores y los propios creadores son los que mejor transmiten lo que quieren hacer. Él trabaja con pasión, dice que no hay nada que no le guste y es que según va transcurriendo la entrevista va mostrando aún más que es una autentica vocación.

No podía terminar mi charla con él sin preguntarle por la moda ‘made in spain’, un tema muy debatido hoy en día en la red. Somos conscientes de que la moda española es copiada por muchísimos diseñadores internacionales de reconocido prestigio. En cambio, a los diseñadores nacionales les cuesta muchísimo dar el impulso fuera, y esto es algo para lo que no encontramos solución. “La cuestión es que no viene prensa extranjera a nuestros desfiles y para mucha gente no existimos. Y la verdad que es una pena con lo que ha sido España, sobre todo en los años 60, que a los diseñadores españoles los conocía todo el mundo. Balenciaga es el más grande, por encima de todos y es español. Es una lástima que eso se haya quedado ahí, comenta. Tras varios minutos de charla llega a una conclusión, y es que la única solución viable sería salir. “El problema de todo es que los diseñadores españoles no disponen de dinero suficiente para poder hacer presentaciones fuera y lo están pasando muy mal porque no tienen medios. Lo suyo sería qué tuvieran más apoyo económico para poder salir y tener un showroom durante las grandes semanas de la moda”. Nueva York está siendo el lugar elegido para salir fuera de nuestras fronteras y algunos diseñadores como “Josep Font con DELPOZO intentan vestir allí a celebrities”. Otro ejemplo, es María Escoté quién está llevando esto a la práctica en ChinaConfiesa que le hace mucha ilusión ver a Lady Gaga con algo de Josep Font o a Katy Perry vestida con un diseño de María Escoté. “Son como mis niños y me gusta mucho cuidarlos y apoyarlos. Y yo creo que ese es el camino”.

Su entusiasmo y simpatía conquistan por partes iguales. La forma en la que habla de moda hace ver que de verdad vive plenamente lo que hace y sobre todo es consciente de la gran suerte que tiene porque esto sea así. Todavía me recuerdo embobada escuchando sus explicaciones pero, de todas las cosas interesantes que me dijo aquella mañana, particularmente me quedo con una frase: “A VECES, LOS SUEÑOS SE CUMPLEN”.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s