“En este oficio tienes que estar siempre evolucionando”

Foto 13-04-15 19 15 26

Llevaba bastante tiempo con ganas de compartir esta entrevista con vosotros. Aunque ya se publicó en su día en la web de Sevilla de Moda, no quería perder la oportunidad de hacerlo también por aquí. Ya que es, casi con total seguridad, una de las entrevistas con las que más he disfrutado. Espero que os guste tanto como a mi me gusto en su día hacerla y escribirla. Os dejo para que conozcáis un poco mejor a este maestro de la aguja, Lorenzo Caprile.

CAPRILE 3

Más de veinte años en el sector de la moda han hecho que se consagre como uno de los modistas, como a él le gusta que le llamen, más destacados de nuestro país. En su forma de enfocar la moda, no caben las tendencias y menos aún cuando hablamos de moda nupcial a medida, como es el caso. “Mi filosofía, y llevo veintitantos años, es que tu boda no es el momento para ir la más moderna, ni la más fashion, ni ser la más original de la pandilla. Es para ir guapísima y punto. Lo importante es que dentro de treinta años, cuando veas las fotos te veas estupenda y no las tengas escondidas en un cajón. Al final, con el paso del tiempo, no te acordarás lo que se llevaba en ese momento”.

Lo de Caprile, es una manera especial de hacer moda, que bien podría definirse como Alta Costura, aunque él discrepe en este concepto. “La Alta Costura son palabras mayores, estamos hablando de grandes instituciones de nuestro oficio. Para mí, tan solo la hacen cinco personas en el mundo. Lo que yo hago, es una confección artesana de altísima calidad, a medida y muy cuidada. Son dos vías diferentes: la Alta Costura internacional, que existirá siempre porque a las marcas les interesa ese vehículo de promoción. Y luego está la confección artesana, como es mi caso, que sobrevivirá hasta que las bodas se sigan celebrando. El día que esa tradición desaparezca, esta parte del sector se esfumará”.

Para tener esa maestría con la aguja hace falta talento. Se le puede llamar sexto sentido o algo parecido, que no todo el mundo posee. Se podría decir que uno de mis dones es que tengo muchísima memoria, espero no perderla con la edad. Además, con el paso de los años he ido desarrollando una especie de instinto, aunque creo que siempre lo he tenido. Veo a una mujer y en seguida capto su estilo”. Aparte del talento, apunta, que la principal clave para el éxito es “trabajar, trabajar y trabajar”. Para él la suerte tan sólo es una pequeña parte de la ecuación. La suerte la vas buscando tú con entusiasmo y mucho trabajo. Siempre he creído que una cosa va llamando a la otra. Sin trabajo no hay suerte”.

Caprile 2

Después del éxito que tuvo su primer libro hace 10 años, ha vuelto a involucrarse en ese mundo de la literatura que tanto le gusta. “No es algo nuevo, me había imaginado muchas veces escribiendo libros porque es un poco una vocación frustrada. Cuando estudiaba en Italia y tenía la vida organizada me fui sacando como pude la carrera de literatura. Tenía esa espinita clavada”. Es sincero y señala que el detonante para escribir este segundo libro fue cosa de la editorial. “El mérito es suyo, me lo propusieron y acepté”. Ahora, después de ver el resultado y saber que van a sacar la segunda edición, se siente muy orgulloso. “He intentado huir del tono pomposo que se utiliza cuando se habla de la profesión y creo que lo he conseguido”.

“Es un libro que va destinado a todos los públicos. Por lo que me han comentado se entiende muy bien, es muy ameno y didáctico. La idea era dar cuatro pinceladas y consejos básicos que sirvieran tanto para hombres como para mujeres y que fuera entendido por todo el mundo”, asegura el modista. Un decálogo de estilo que engloba el conjunto de preguntas más habituales en el mundo de la moda, sobre todo a la hora del buen vestir en ocasiones especiales. Según comenta, el estilo también se puede crear con mucha disciplina. “Tiene que ser como un proyecto a largo plazo en la vida de cada uno. Para empezar hay que conocer muy bien el cuerpo y no engañarse. Eso es lo principal”.

BOCETO CAPRILE

Caprile no cree que se estén rompiendo las reglas del buen vestir, sino que cada momento tiene sus reglas y sus códigos. “En este sentido, en el libro he procurado evitar los extremos y decir esto sí o esto no. En el momento en el que vivimos no le veo mucho sentido. Las ocasiones sociales no están tan definidas como hace unos años ni las clases sociales tan marcadas”. Asimismo, cree en el protocolo como una cuestión de sentido común, nada de estrictas normas que no se pueden saltar. “El único momento digamos protocolario en una boda es si la madrina decide llevar mantilla. Ahí sí, porque la mantilla tiene una serie de reglas no escritas que hay que respetarlas, pero igualmente por pura lógica”.

Una reinvención continuada a lo largo de su carrera, es lo que se puede leer en este resumen de estos 20 años en la profesión. “En este oficio, tienes que estar siempre evolucionando. Hay que hacer cosas que sean iguales, pero que parezcan diferentes. Al final, la moda es eso”.

Con la visión puesta en el presente, a día de hoy no cree que nadie vaya a marcar su carrera profesional. “Cada vez vivo más el presente. Creo que lo que me va a marcar mi carrera profesional me va a suceder mañana”. Y así, Lorenzo Caprile sigue sumergido en su taller, en el barrio de Salamanca, con el mismo entusiasmo de hace más de 20 años. Amando su profesión y con los pies en el suelo.

ANALILEN: por Lourdes y Sibi Montes

13 ANALILENSe puede decir que la pasión por la aguja la llevan en la sangre, y eso ha hecho que ahora emprendan un viaje juntas para luchar por aquello que tanto les gusta: la moda nupcial. “Nuestra abuela tenía un taller de trajes de novia de toda la vida, entonces cada vez que venían a probarse nos encantaba”, comentan. Son Sibi y Lourdes, o las hermanas Montes, y han hecho de su sueño una marca. Ahora Analilen es toda una realidad.

Mi hermana siempre ha querido hacerlo, porque desde pequeña le ha encantado este mundo. Un día, fruto de que no estaba muy feliz en su despacho de abogada, le comenzó a rondar con mucha más fuerza esta idea por su cabeza. Entonces me lo comentó y dijimos: venga, vamos hacerlo juntas”, explica Sibi. Ésta, nunca se había planteado la idea de crear su propia marca, le gustaba mucho la moda, pero desde otro punto de vista. Una opinión que ha cambiado radicalmente desde que diseña. Y es que, si ahora le dieran a elegir entre crear o estar subida a una pasarela, no se lo pensaba dos veces; la segunda opción quedaría totalmente descartada.

2 ANALILEN

Hace muy poco tiempo que su proyecto se consolidó definitivamente, después de muchos meses de constante dedicación y aprendizaje. Nos apuntamos a la escuela Sevilla de Moda para formarnos. Sibi dibujaba muy bien, al contrario que yo. Pero la mano se enseña, y aunque te vas equivocando es un proceso como cualquier otro aprendizaje”, comenta Lourdes. Son conscientes de lo mucho que les queda por aprender, pero ya llevan un largo camino recorrido. “Al principio cuando comenzamos a trabajar con la costurera o la patronista, le decíamos unas cosas que se quedaban sorprendidas. Y yo me reía de lo mucho que nos quedaba aún por aprender, comenta Sibi a modo de anécdota. “Luego te vas dando cuenta que todos los días descubres algo nuevo”, añade.

Para comenzar esta nueva etapa hacía falta suerte, y de ahí viene el nombre de su firma. Analilen es élfico y significa buena suerte, explica Lourdes. Y de eso por ahora no les falta. “Aunque acabamos de empezar estamos hasta arriba de trabajo, así que poco a poco. Pero lo que realmente nos gustaría es poder seguir durante muchísimo tiempo más”, añade.

7 ANALILEN6 ANALILEN

Un diseño especial, para un día especial. En esa frase se puede resumir la filosofía de la marca, “ningún traje va a ser igual a otro, es uno para ti exclusivo, ni siquiera repetimos en las telas”, afirma Lourdes. Pero no sólo eso, quieren que la mujer se sienta a gusto y cómoda en el día más importante de su vida. Pero sobre todo que no se vea disfrazada, sino que sea ella cien por cien. “Queremos que se muestre la esencia de cada persona, qué sea exclusivamente para una, según como tú eres, tu cuerpo y tu personalidad”, añade Sibi. Sobre los materiales que utilizan no tienen un prototipo concreto, “no tenemos una línea, mezclamos bastante y vamos comprando telas de muchos lugares diferentes”, comenta Lourdes.

A día de hoy, lo que nació como una firma solo para trajes de novia, ha abierto un poco su campo para incluir madrinas o trajes de fiesta. “Todo el mundo nos decía: al final vais acabar haciendo otro tipo de trajes. Y nosotras ¡no, no! Sólo novias… y ahora también hacemos trajes de fiesta y estamos encantadas, explica Sibi.  Y todo por la petición de sus clientas, “la gente nos lo ha ido pidiendo, y teniendo la oportunidad no íbamos a decir que no”, insiste Lourdes. Confiesan que el diseño de trajes de novia les hace más ilusión, pero con los trajes de fiesta también disfrutan muchísimo.

4 ANALILEN8 ANALILEN

9 ANALILEN

Para llevar algo así, es necesaria mucha complicidad y esto es algo que ellas dominan a la perfección. Mientras charlamos se nota cómo se complementan y ayudan. Las risas no faltan, y en sus caras se puede ver cómo disfrutan realmente de lo que hacen. Me enseñaban cada detalle de su estudio, quienes ellas mismas han decorado, con una ilusión desbordante. Del mismo modo no paraban de contar las anécdotas que le habían ocurrido en el poco tiempo que llevan.

5 ANALILEN12 ANALILEN

Puedes seguirme en:

FACEBOOK / TWITTER / INSTAGRAM

Hablamos de moda con Rafael Muñoz

1Llega. Se sienta e inmediatamente, dos segundos después ya tiene listo sus instrumentos de trabajo. Portátil, ipad y móvil. Desde mi asiento miro expectante como hace malabares, sin explicarme como es capaz de realizar todo a la vez y lo más importante, ¡qué le dé tiempo a no perderse ni un detalle! Es capaz de poner un tweet, hacer fotografías, estar atento a cada prenda que sale a la pasarela e incluso le sobra tiempo para comentarla con el compañero que tiene al lado. Así es como trabajan los periodistas que están al pie del cañón en una pasarela desde que se ha instalado en nuestras vidas el mundo de las redes sociales. Y así lo lleva a cabo Rafael Muñoz, “me gusta mucho comunicar en tiempo real”, afirma. Al otro lado de la pantalla, miles de personas esperan expectantes cualquier actualización y es que ahí, donde no pueden llegar todos los ojos, está él para contarlo sin obviar ningún detalle, “me encantaría tener mucha más energía porque me parece realmente apasionante eso de comunicar en directo. Me gustaría tener ahora 25 años porque ya me siento un poco carcas y se me escapan algunas cosas”, declara. Es algo obvio que las redes sociales y ese ansia de saber todo al segundo, a lo que se ha acostumbrado la sociedad está cambiando el periodismo, “y esa forma de comunicar también ha hecho cambiar la forma de presentar la moda”.

2

Ahora todo el mundo quiere saber al instante que está ocurriendo en un momento concreto y en cualquier parte del mundo. Ya no hay que esperar 6 meses para conocer que es lo que llevaremos el próximo invierno o, a que una revista nos cuente cual ha sido el último espectáculo que ha montado Karl Lagerfeld. Sino, que en cuestión de segundos se convierte en TT (Trending Toppic) y se acabó esa intriga. Estamos viviendo una evolución en toda regla, “la moda 2.0 es el presente”. Y Rafael está convencido de ello, “las revistas deberían de ser objetos de deseo, como por ejemplo lo era antes Vogue, que esperabas para comprarla con esa ilusión y ganas de leer esos reportajes tan cuidados”. Él apuesta por una renovación del mercado “tienen que cambiar el chip y buscar otros contenidos. Creo que deberían complementar con sus ediciones online, es decir, en la web actualidad pura y dura y después que las revistas sean biblias de la moda. Es verdad que ahora convive tanto las revistas en papel como la moda 2.0 (y a mí me encanta) pero, yo haría ediciones especiales porque en ese sentido se van a quedar obsoletas”

Desde niño Rafael Muñoz estuvo en contacto con la moda. “Me ha gustado desde siempre, con 16 años en el instituto llevaba ya las carpetas forradas con diseños de Sibila, de Manuel Piña, de Christian Lacroix,… Me gustaba muchísmo”, comenta. Años más tarde se matriculó en periodismo y, aunque no tenía pensado trabajar en la moda, el destino hizo que aterrizara de lleno en este mundo. “Tuve la grandísima suerte de vivir una época muy buena, de poder viajar, ir a los desfiles y a las pasarelas internacionales: Madrid, Barcelona, París, Nueva York, Milán, Londres,… y vivirlo intensamente”. En cada una de sus palabras transmite la alegría de poder estar desempeñando lo que más le gusta. “Y todo gracias a la que fue mi directora en el programa Gente, Alicia Fernández, que apostó por mi”, añade aún entusiasmado.

3Saborea la moda como el que cata un buen vino y así lo mostró en esta entrevista, pero sobre todo así lo refleja en su trabajo diario. Mucha culpa de ello tiene la influencia del gran despliegue de la moda en las décadas pasadas. Tuve la suerte de vivir el boom del fenómeno moda España, que me parecía apasionante. El despliegue de personajes como Adolfo Domínguez, toda esa locura de la movida, con trajes de Antonio Alvarado,… Y esa cultura que había de vivir la moda, de la gente expresarse a través de la ropa, reconoce. Y todo ese conocimiento lo vuelca en su blog ‘La vida al bies’ o como él mismo lo llama, “la revista de moda de TVE”. Cuando le pregunto sobre la verdadera esencia de este espacio me invita entre risas a que lo describa yo misma, pero segundos más tarde da con la definición exacta a lo que yo entendía antes de realizar la pregunta. “Es una ventana para dar a conocer a la gente. A mi me gustaría que fuera un sitio donde la gente entra para conocer firmas nuevas, para saber un poquito más de los diseñadores, conocer nuevas tendencias,…”. Confiesa que lo que más le gusta es el contacto con la gente, las entrevistas y que su trabajo se basa en estar moviéndose continuamente, pero también pasa mucho tiempo en la redacción; riéndose también añade que hace ficha como todo el mundo. “Hago entrevistas, asisto a todos los eventos que puedo y por supuesto, voy a los desfiles”, explica. Y ese trabajo duro y exhaustivo es el que aporta esa chispa diferente o esa información exclusiva que no se puede encontrar en cualquier otro blog de moda. “soy un bloguero al fin y al cabo, pero mi blog es más periodístico. Entonces no me gusta ser yo quien cuenta las cosas, lo que quiero es que la gente pueda contar su experiencia porque creo que los propios diseñadores y los propios creadores son los que mejor transmiten lo que quieren hacer. Él trabaja con pasión, dice que no hay nada que no le guste y es que según va transcurriendo la entrevista va mostrando aún más que es una autentica vocación.

No podía terminar mi charla con él sin preguntarle por la moda ‘made in spain’, un tema muy debatido hoy en día en la red. Somos conscientes de que la moda española es copiada por muchísimos diseñadores internacionales de reconocido prestigio. En cambio, a los diseñadores nacionales les cuesta muchísimo dar el impulso fuera, y esto es algo para lo que no encontramos solución. “La cuestión es que no viene prensa extranjera a nuestros desfiles y para mucha gente no existimos. Y la verdad que es una pena con lo que ha sido España, sobre todo en los años 60, que a los diseñadores españoles los conocía todo el mundo. Balenciaga es el más grande, por encima de todos y es español. Es una lástima que eso se haya quedado ahí, comenta. Tras varios minutos de charla llega a una conclusión, y es que la única solución viable sería salir. “El problema de todo es que los diseñadores españoles no disponen de dinero suficiente para poder hacer presentaciones fuera y lo están pasando muy mal porque no tienen medios. Lo suyo sería qué tuvieran más apoyo económico para poder salir y tener un showroom durante las grandes semanas de la moda”. Nueva York está siendo el lugar elegido para salir fuera de nuestras fronteras y algunos diseñadores como “Josep Font con DELPOZO intentan vestir allí a celebrities”. Otro ejemplo, es María Escoté quién está llevando esto a la práctica en ChinaConfiesa que le hace mucha ilusión ver a Lady Gaga con algo de Josep Font o a Katy Perry vestida con un diseño de María Escoté. “Son como mis niños y me gusta mucho cuidarlos y apoyarlos. Y yo creo que ese es el camino”.

Su entusiasmo y simpatía conquistan por partes iguales. La forma en la que habla de moda hace ver que de verdad vive plenamente lo que hace y sobre todo es consciente de la gran suerte que tiene porque esto sea así. Todavía me recuerdo embobada escuchando sus explicaciones pero, de todas las cosas interesantes que me dijo aquella mañana, particularmente me quedo con una frase: “A VECES, LOS SUEÑOS SE CUMPLEN”.

“A la moda española le falta ambición”

Serena, con voz cálida y muy segura de sus palabras, así es Charo Izquierdo de cerca. Una mujer sencilla, con los pies en la tierra y con una fuerza de trabajo desbordante. Y es que hay que tener talante para lanzar una nueva revista en los tiempos que corren. “Yo tan sólo soy una currante como otra cualquiera”, con esta frase le intentaba quitar hierro al asunto cada vez que alguien se le acercaba para felicitarla por su trabajo. La pasión que transmite en persona es la misma con la que se dirige semanalmente a los lectores de su revista.

Desde que empezó a trabajar en este mundo no ha parado. “Con 18 años ya estaba haciendo entrevistas, la primera a Gloria Fuertes. Después en cuarto comencé a trabajar fija en una redacción. Era la revista Dunia, que ya no existe, y aquella incursión en el mundo femenino me marcó para toda la vida”, explica. Tanto es así que en su currículum aparecen revistas de renombre como Vogue, Elle o Yo Dona. Pero ha sido el 2013 quien le ha dado el maravilloso regalo de emprender en solitario, con un gran proyecto llamado Grazia y que va viento en popa. Continue reading

Cinco minutos con Laura Sánchez

Aunque nació en Alemania, fue criada en Huelva hasta que comenzó su carrera profesional. Hace apenas 3 años, se adentró de lleno en el mundo empresarial con un nuevo proyecto, la agencia ‘Go eventos y comunicación’. A partir de ese momento han estado organizando numerosos eventos tanto en Sevilla como en otras ciudades de la Península.
Esta modelo de ojos verdes y 180 cm de altura hace saltar los flashes en cualquier lugar que pisa. Y la semana pasada coincidí con ella en ‘Pasarela Sevilla’, evento que su agencia organizaba por primera vez, y por supuesto no quise perder la oportunidad de hacerle esta pequeña entrevista. Continue reading